Botox: Preguntas más frecuentes

La toxina botulínica, popularmente conocida como “Botox”, se aplica de manera local en el tercio superior de la cara con el fin de suavizar las arrugas de expresión dinámicas (líneas de la frente, patas de gallo, entrecejo…). Tras ser infiltrado en el músculo, esta sustancia genera una relajación localizada de la zona facial que se quiere mejorar.

En este artículo, pretendo aclarar dudas y corregir las falsas creencias acerca de el tratamiento más demandado en la medicina estética: el Botox. ¿Sabíais que la primera aplicación clínica de la toxina botulínica se realizó en el año de 1977? Esta infiltración nos realizó con fines estéticos, sino en un tratamiento para el estrabismo (patología oftalmológica en donde existe una hiperactividad de los músculos que se encargan del movimiento del globo ocular).

Aunque existen muchos mitos y falsas creencias sobre el Botox, muchas ramas de la medicina, neurología, oftalmología o ginecología, la emplean en muchos de sus tratamientos. Me gustaría recalcar la importancia y el excelente resultado que ofrece el Botox en casos de hiperhidrosis (sudoración excesiva) axilar, palmar o plantar y la manera en la que les cambia la vida y la autoestima a los pacientes que sufren este problema.

 

botox para rejuvenecer

Preguntas más frecuentes acerca del Botox

 

¿La Toxina Botulínica es un Veneno?

La respuesta es si, se define como un veneno tóxico para los nervios que se encargan de la contracción muscular; es por ello que paraliza o relaja el musculo donde se aplique.

¿Cuánto duran los efectos del Botox?

Su duración es de 4 a 6 meses, aunque intervienen diversos factores individuales según el paciente que se someta al tratamiento.

¿Aplicarse Botox produce botulismo?

El Botulismo es una “intoxicación” antiguamente muy temida, que se contrae por la ingesta de alimentos en mal estado. La aplicación del Botox terapéutico no produce esta intoxicación. Tendríamos que aplicar litros de Botox para generar una intoxicación, no os preocupéis por esto.”

Si no repito el tratamiento a partir de los 4 meses ¿quedaré peor?

La buena noticia es que tras aplicarte Botox, aparte de tratar las arugas de expresión, consiguiendo su disminución, estas previniendo y retrasando la formación de arrugas nuevas durante el periodo de tiempo que dura el efecto del tratamiento.

¿Qué ocurre 4 meses después de haberse sometido al tratamiento?

La desaparición del Botox es progresiva, no desaparece de la noche a la mañana. La explicación es que esos nervios que “dormimos” tras la infiltración del producto van despertando poco a poco y el efecto de recuperación de la contracción es gradual.

No quiero que desaparezca el efecto Botox, ¿puedo aplicarlo antes de los 4 meses?

Lamentablemente no, recuerda que es una toxina y tu organismo la reconoce como tal, ella actúa como si fuese una vacuna generando anticuerpos, si haces infiltraciones de Botox de manera repetida antes del tiempo recomendado, tienes el riesgo de que no te haga el efecto que debería tener, porque tu organismo habrá creado muchos anticuerpos y lucharan contra ellos.

Tras la aplicación del Botox, ¿se me notará enseguida?

No, El tratamiento tiene una ventaja, que la mejoría de las arrugas por la disminución de la contracción comienza a partir del 4º o 5º día tras su aplicación, llegando a su punto máximo el día 15.

¿Cómo y dónde someterse al tratamiento de Botox en Zaragoza?

Si lleváis tiempo pensando en someteros a un tratamiento de Botox y/o a una combinación de tratamientos de medicina estética en general en Zaragoza, os invito a pedir cita en mi centro médico, ubicado en Gran Vía 5, a través de mi página web. En la primera cita con diagnóstico, valoraré vuestras necesidades y os indicaré cuál es el tratamiento más recomendado para vosotros.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *